Av. Colón 2034 - Tel/Fax (0223) 4955574 - (223) 6155591 - facebook

Actualidad Inmobiliaria

14 de Noviembre de 2011

Incertidumbre en el mercado inmobiliario por las trabas para comprar dólares

9:05 | Los operadores del sector temen que las restricciones para adquirir divisas paralicen la compra y venta de propiedades. Además pronostican que el mercado se pesificará si el Gobierno decide extender los controles en los bancos y casas de cambio. En el sector turístico están tan preocupados como en las inmobiliarias.

Los martilleros aseguran que los precios de las propiedades no van a subir.

Las restricciones aplicadas por el Gobierno a la compra de dólares generan incertidumbre y preocupación en el mercado inmobiliario de Mar del Plata. Los operadores del sector temen que las trabas para adquirir divisas paralicen la compra y venta de propiedades.

Los martilleros más pesimistas pronosticaron que si el oficialismo decide extender en el tiempo los controles en los bancos y casas de cambio, el mercado inmobiliario se pesificará. "Las restricciones al dólar encendieron una luz amarilla y provocaron preocupación en el sector", admitió el presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Angel Donsini. Aunque aseguró que los precios de los inmuebles no van a subir.

Las operaciones en el mercado inmobiliario son en dólares. Se tasa, se vende y se compra en la moneda norteamericana. "Si por cada operación hay que pasar todo a pesos, va a haber muchas complicaciones y retardos para concretar transacciones", dicen en las inmobiliarias. La preocupación más importante que reciben de parte de sus potenciales clientes gira en torno a las dudas sobre el impacto de una posible devaluación en el precio de las propiedades.

Las restricciones al dólar pueden generar un nuevo efecto no deseado: la paralización del mercado inmobiliario, debido a que todas las operaciones en este rubro se realizan en moneda estadounidense. "Ahora el panorama es muy confuso porque la medida es nueva pero si las restricciones se mantienen tal cual están, sin dudas van a complicar las operaciones inmobiliarias", sostuvo Fernando Lencinu, empleado de una inmobiliaria de la zona del centro. Y agregó: "La gente con operaciones a punto de concretarse está preocupada. Evidentemente la nueva norma va a generar trabas".

Hasta ahora, entre los efectos concretos producidos por las restricciones a la compra de dólares, se reportan atrasos en el caso de las compras de propiedades en las cuales alguna de las partes tiene aún que comprar dólares para saldar la vivienda. Algo que se produce por los trámites que deben hacer los compradores en casas de cambio y bancos. Y también, en las operaciones atadas a créditos hipotecarios en pesos.

"Si las regulaciones se mantienen, el mercado se puede paralizar -advirtió Micaela Patren, empleada de una inmobiliaria de la zona de la vieja terminal-. Yo creo que, pasados unos días, se va a buscar la forma de corregir la norma para que se pueda seguir trabajando en el negocio. Este rubro en general es un gran motor de la economía, así que seguramente se van a revisar las restricciones para no afectar tanto al sector".

En el sector turístico están tan preocupados como en las inmobiliarias. Los operadores se quejan de las dificultades que atraviesan sus compradores al momento de intentar pagar el total de un viaje y que la opción más utilizada es recurrir al mercado paralelo donde el dólar ya se cotiza a 4,72 comprador.

Claramente, al momento que un argentino planifica un viaje al exterior, la compra de dólares es la primera alternativa. Frente a los controles para la venta y compra de la moneda extranjera, seguramente estas decisiones de viaje se verán modificadas considerando otros destinos locales o regionales. Desde el lado de las agencias de viajes que venden paquetes turísticos en dólares, ya están aceptando pesos como moneda de pago, pero a una cotización de hasta 4 centavos más alta que las pizarras oficiales.

Considerando la devaluación del real que beneficia al cambio argentino, sumado a esta nueva medida de restricción a la compra de dólares, los destinos turísticos brasileños se verían favorecidos con un aumento de decisión de viaje de los turistas argentinos al país vecino.

Las nuevas restricciones

Por disposición del Gobierno, desde el 31 de octubre todos los que quieran comprar divisas deben obtener antes una autorización de la AFIP. Al presentarse en un banco o casa de cambio, el cliente dará sus datos personales y fiscales al cajero y el motivo de la compra, que puede ser con o sin fines específicos (un departamento, un viaje, ahorro personal). El cajero ingresará esos datos en una pantalla que estará conectada en tiempo real con la AFIP, que devolverá una respuesta con la autorización o la denegación para seguir adelante con la operación.

Lo que el sistema de la AFIP cotejará es si el comprador tiene respaldo patrimonial y de ingresos corrientes como para hacer la compra de dólares. Además, tendrá cargadas todas las operaciones de compra de la persona en cuestión. Así, tendrá una "película" en tiempo real de cuántos dólares lleva acumulados.

Hasta ahora, un cliente podía hacer una "recorrida" por varias casas de cambio o bancos porque no había una base de datos única donde se asentaban todas las compras. En los hechos, este nuevo control busca cercar o expulsar del mercado formal a los "coleros" o a quienes se manejan con dinero no declarado. Se trata, en definitiva, de una medida que apunta a detener la creciente demanda de dólares.

Con el nuevo sistema, además del formulario con la declaración jurada que hacen firmar bancos y casas de cambio, ahora se deberán ingresar los datos del solicitante en un formulario a través de Internet y la AFIP debería pronunciarse de manera automática: si da luz verde a la operación, el cajero recibirá la leyenda "Validada"; si no, dirá "Con inconsistencias". En teoría, quien pueda demostrar que tiene patrimonio o ingresos declarados que justifiquen la compra no debería tener inconvenientes. Sin embargo, entre los clientes que se acercaron con su DNI a las casas de cambio, hubo muchos casos a los que la AFIP les rechazó la operación.

Pese a las restricciones, sigue la demanda de dólares y el paralelo alcanzó los 5 pesos en medio de una fuerte demanda de divisas en el mercado informal. Mientras que en el sector oficial la moneda estadounidense se cotiza a $4,30.

Cómo hacer para adquirir divisas en casos complejos

* Compra y venta de casas y auto: si una persona tuvo un ingreso extraordinario por la venta de una vivienda o un vehículo, debe llevar la escritura de venta a la AFIP para demostrar cómo obtuvo ese dinero. En ese caso, la AFIP asegura que le habilita la compra de dólares por los pesos obtenidos en la operación, si ésta se hubiera pactado en pesos.

* Saldo de deudas pactadas en dólares: se deberá presentar el contrato correspondiente, debidamente sellado en el caso de locación de inmuebles. Lo mismo en el caso de hipotecas privadas. En estos casos es más engorroso, porque también hay que demostrar que los pesos para comprar los dólares necesarios para saldar la deuda, son de origen lícito y demostrable.

* Jubilados, monotributistas y trabajadores informales: son los casos más complejos. Porque los ingresos deben demostrarse a partir de las declaraciones juradas de ganancias, en el caso de que estén presentadas. Para los monotributistas el límite de compra lo fija la categoría en la que están inscriptos. Los trabajadores en negro, por definición, deberán comprar en el mercado informal

Actualidad Inmobiliaria

Más Notas

Consultar

Complete el formulario consultando por esta propiedad y le responderemos a la brevedad. Gracias por comunicarse con Sanz & Ordoqui Propiedades.