Av. Colón 2034 - Tel/Fax (0223) 4955574 - (223) 6155591 - facebook

Actualidad Inmobiliaria

La tasación: Ciencia, arte o sentido común?

Anticiparse adecuadamente a un hecho concreto, como es el valor económico más probable en el que dos partes estarían dispuestos a convenir la transacción de un bien inmueble, es una ciencia? Es una arte?....
Una ciencia es el conjunto de metodologías o medios de investigación de aplicación a un campo determinado. Los métodos y procedimientos matemáticos utilizados en el análisis valuatorio llevarían a pensar que "La tasación" se encuadra satisfactoriamente dentro de la definición de ciencia, y que en ese marco llevando adelante determinadas técnicas se podría asegurar el resultado final. Pero esto es realmente así? Y más en nuestro incesantemente golpeado mercado y país?.

Los defensores de la veta artística de la valuación, responden obviamente en forma negativa a estos interrogantes, entendiendo que esto no es así, que el buen valuador debe contar con condiciones instintivas y creativas que lo acercan más hacia el campo del arte que al de la ciencia.

También algunos minimizadores de lo que verdaderamente está en juego a la hora de emitir un juicio de valor lo ven sólo como cuestión de olfato y de mero sentido común, elemento este último indispensable pero a todas luces insuficiente por sí solo. Entonces quien tiene razón? O todos tienen razón?

Hoy la tasación independientemente de su finalidad, merece ante todo ser tratada con sumo respeto, acorde a las implicancias aparejadas al valor económico del bien el cual es su leit motiv poner de manifiesto. El valor es el espacio de encuentro (o de desencuentro) entre compradores y vendedores de inmuebles. Resulta obvio destacar que de la justeza, precisión y confiabilidad que reúna la tasación se posibilitará el acercamiento entre ambos actores para la concreción de la transacción. En otras ocasiones, la tasación puede calificar o descalificar el acceso al sueño de la vivienda propia a través de un crédito hipotecario, o resultar definitoria en el análisis de riesgo de una financiación con otros fines. Derivando entonces que del grado de calidad responsabilidad y profesionalismo dependerá que esos sueños puedan materializarse o se aborten.

En otras incontables ocasiones es necesario recurrir a la tasación, en herencias, instancias judiciales, evaluación de proyectos, mejoras de rentabilidad del stock de inmuebles, etc, etc. Pero indubitablemente en todos ellos lo común es el alto grado de sensibilidad y la implicancia que el conocimiento de ese valor tiene en la toma de importantes decisiones ya sea en la vida personal, institucional o de negocios.

Comprender la importancia central de la tasación como "definidora de decisiones (o negocios)" es de capital importancia para todos aquellos que necesitan de ella pero en grado superlativo para aquellos que tienen LA RESPONSABILIDAD de emitirla.

En un mundo cada vez más tecnificado hay quienes conviven con la idea de que el valor de un inmueble puede reducirse a introducir una serie de datos en una computadora o formula la que a través de un sistema y el uso de bases de datos generará "per se" el valor; otra vez caeríamos en el error de considerar algo necesario y útil en un proceso como suficiente, la tecnología aumenta día a día, pero también con el transcurrir del tiempo se van sumando variables que impactan directa o indirectamente sobre el mercado haciendo necesarios cada vez más elementos de análisis.

Sin duda en mayor o menor medida los tres elementos de la incógnita que plantea el título de la nota, deben ser aplicados evitando la tendencia a los extremismos cientificistas o intuitivos, los que deben ser conjugados por el tasador en la práctica de la tasación.
El conocimiento profundo de todas las metodologías valuatorias, la apoyatura en datos objetivos y concretos de la realidad y la utilización de estadísticas, aportan el andamiaje científico a la formación del tasador, el cual deberá conocer el arte de amalgamarlas, conjugarlas, recrearlas y comunicarlas adecuadamente en cada valuación con una alta dosis de sentido común.

Por ende el Tasador que es quien en definitiva AVALA y es responsable de llegar a ese delicado equilibrio de múltiples lecturas de la realidad y sus condicionamientos y que concluyen en el valor tasado debe reunir capacitación e incumbencia profesional específica, mantenerse permanentemente actualizado y estar muy atento a toda la realidad que lo rodea, aunque parezca que esta es irrelevante ... y en esto último sí con mirada y percepción de artista.

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2008

Actualidad Inmobiliaria

Más Notas

Consultar

Complete el formulario consultando por esta propiedad y le responderemos a la brevedad. Gracias por comunicarse con Sanz & Ordoqui Propiedades.